venerdì 27 agosto 2010

citazione



PARA SACIAR NUESTRA SED DE AMOR, BEBERÉ DE TU REFRESCANTE CUERPO, PARA QUE TU BEBAS DEL MIO.